Languages
home
quiene somos
historia
la asociacion
proyectos
como aiudar
diario de a bordo
news
prensa
artículos de prensa
links
download
contactos

Los Correos de la Mar

 ...diario de a bordo

 3° Acto - El Relato

La larga ruta del Gindungo – Diario de a bordo
Marzo del 2006 – Isla de San Vicente - Cabo Verde


Leyendo el mail que me manda Andrea y en el que me relata su primera aventura en Africa como Correo del Mar, no puedo evitar retroceder en el tiempo hasta 10 años atrás.

 

     

Cabo Verde (Davide del Gindungo)

 

… En 1997, una parada imprevista (causada por una avería de motor del Curuca, un viejo Franchini 37 que llevaba hacia Costa Rica), me obligan a fondear en la bahía de Mindelo: un amarre afortunado ...

Gracias a la forzada estancia en Sào Vicente descubro una realidad estancada a años luz de nuestra forma de vida occidental: una pobreza llena de resignación y dignidad, niños viviendo en las calles, los niños de la playa, que salen adelante haciendo trabajitos a los navegantes como yo ...

Paso unas semanas viviendo la realidad de las periferias, las favelas, las personas, las familias.
Se viven los días, sobreviviendo día a día... Cuántos niños, cuántos niños ... solos ...
Me acuerdo de Tony (muchos navegantes que han pasado por Mindelo conocen a Antonio Oliveira Baptista , conocido por Tony)… en un mes me enseñó a entender a los habitantes de Cabo Verde, me enseñó a entender y a apreciar el lugar en el que vive, con la dignidad, con la pobreza...

Eleonora, mi mujer, iba a encontrarse conmigo en Navidad en el Caribe, pero sin recambios para el motor no llegaría al Caribe antes de febrero o marzo. Tenía que improvisar algo ...

 

“Eleonora ,antes de salir llena todas las maletas que encuentres con ropa de niños, zapatos y todo lo que puedas …”


Eleonora llegó con Letizia y Francesco, mis dos hijos (menuda experiencia par ellos!!!) y cargada a más no poder con cosos para dar... aquí en Mindelo.


Esta fue mi primera experiencia … humanitaria, sonrisas difíciles de olvidar... y una alegría nueva e indescriptible en el corazón!

 

Año 2006: Tony ya no está. No es fácil entender lo normal que es aquí morir a los 45 años, por no tener la posibilidad de comprar medicamentos o de ver a un especialista... pero la vida continúa ...
 
Los edificios y los hoteles se multiplican, y cada vez llegan más turistas, incluso aquellos que aprovechándose de la situación buscan favores sexuales, como pasa en todos los países pobres del mundo...

 
También hay muchos barcos, Cabo Verde es una última parada antes de seguir hacia América o hacia otros países africanos... y ahora llegan también “Los Correos de la Mar”.

 

     

Cabo Verde (Davide del Gindungo)

 

Pues sí! Yo sigo paseando por las calles de Mindelo.
Esta vez no estoy solo: Luigi, un amigo de Ferrara que conocí en Las Palmas me ha acompañado hasta aquí y colabora activamente como voluntario de los Correos... él, que solo buscaba un medio de transporte de Las Palmas hasta el Caribe, se ha visto envuelto en lo que el mismo llama "una lección de vida".


Estoy contento de tenerlo conmigo... gracias Luigi por haber aguantado pacientemente las interminables idas y venidas que hicimos en Las Palmas a los despachos de las autoridades, al Consulado, Cáritas, Cruz Roja...


Todas aquellas reuniones en el Gindungo, donde decidíamos, organizábamos, comíamos o simplemente pasábamos el tiempo con navegantes y no navegantes, de diferentes nacionalidades: alemanes, austriacos, suizos, franceses, españoles, daneses, italianos... escribíamos, traducíamos y trabajábamos hasta las tantas, y por la mañana ... vuelta a empezar.

La idea, el compromiso…?
Luigi ha navegado un poco por el Océano y, aunque no ha podido realizar aún su sueño de atravesarlo, es feliz: estamos en la playa (Playa Wilson en Mindelo) y un grupo de niños a los que damos nuestros obsequios sonríen contentos de recibir unos regalos inesperados de los Correos.

No estamos en Navidad, ni es el cumpleaños de nadie, pero ellos son felices porque alguien se preocupa por ellos, aunque sea por poco tiempo... y esas sonrisas le llenan a uno el corazón de alegría...

"Luigi… el Gindungo será siempre tu segunda casa…”

Mindelo (Isla de San Vicente), Palmera (Isla de Sal) y Praya (Isla de Santiago) …. Salvador de Bahia (Brasil).

 

   

P.to Lindo-Panama (Riccardo del Almudena)

 

Riccardo con el Almudena llegó a Colon, y esperamos nos mande fotos sobre su entrega en Panamá; El Vela Bianca con Doreen y Mathias está en Gambia, y … el Coral Green con Peter y Rosy está camino de Martinica. Horacio sigue en trabajando en su velero en Las Palmas y Tim se queda un tiempo todavía en el Puerto de La Luz, todos trabajando en con los voluntarios de la base de Las Palmas: Yeanne, Martha, Ico, Stumpo Franco, el cónsul de Italia Carlos de Blasio y otros voluntarios reclutados por Los Correos de La Mar ...

Davide Freschi

 

Del diario de a bordo del Naso Blu

Marzo del 2006 – Dakar, Senegal


Acabo de llegar a África y ya es hora de empezar el trabajo de los “Correos de la Mar”. El mal tiempo y la creación de la asociación de los Correos de la Mar alargaron mi estancia en Las Palmas. Ahora sólo tengo un mes para dedicarme a África: muy poco tiempo.


Fallou e Mbay (hermanos de Khali, presidente de la asociación Afro-canaria, colaborador nuestro en Las Palmas), acaban de subir a bordo. Ellos son nuestros contactos en Senegal y nos guiarán durante la entrega del material que traemos desde Las Palmas para los niños de la Escuela Coránica de Bambey.

 

   

Senegal-Bambey (Andrea del Naso Blu)

 

Quedamos en que mañana por la mañana viene con un coche para ayudarnos con los trámites aduaneros y de inmigración. Pasado mañana necesitaremos dos coches, uno para nosotros y otro para el material.

Ya me habían comentado, que en África el tiempo tenía otra dimensión, y que aquí las citas tienen el horario de cada uno. Mi mentalidad europea, con horarios precisos, me hizo ponerme un poco nervioso después de una hora de retraso; A las dos horas me relajé un poco con un libro a la sombrita.
Fallou llega con un Mercedes enorme, y con una enorme sonrisa de dientes blanquísimos me dice: "... para una gran asociación, necesitamos un gran coche!"

Los amigos de la asociación Sadhana International, de Livorno, se ofrecen a cubrir los gastos del coche de alquiler para esta primera expedición.

Después de muchas carreras y largas esperas, terminamos los trámites de inmigración y el material que traemos se declara como donativo. ... menudo día.
Mañan a las ocho nos vamos a Bambey!

 

   

Senegal-Bambey (Andrea del Naso Blu)

 

Primera sorpresa: el furgón, incluyendo el chofer y los 40 euros que dimos a cuenta, no aparecen!
Cogemos un taxi para todo el día, lo cargamos con el material hasta el techo y nos vamos!
A nuestra llegada a Bambey nos espera la familia de Falluo y Mbay y nos ponemos a trabajar. Contactamos con un Marabù (sacerdote islámico) amigo del padre de Fallou y de Mbay, y nos hace una lista de las escuelas más necesitadas.


Recorremos la ciudad y anunciamos a los niños la entrega del material al día siguiente. Queremos que los niños vengan y dejen las calles por las que mendigan normalmente. Ya no hace falta advertir a las escuelas. Los niños se encargan de que todo el pueblo lo sepa.

En seguida comprendo que muchos de los niños son enviados a las escuelas por su familia para convertirse en sacerdotes o incluso en Marabùs, y que el mendigar para sobrevivir es un precepto del Corán!

 

   

Koubanau-Senegal (Mathias y Doreen del Vela Bianca)

 

Viendo a algunos de estos niños, me doy cuenta de que realmente necesitan ropa para vestir y que harán buen uso del champú que cogí del barco.

Bien, mañana por la mañana entregamos el material. Estoy ansioso por ver las caras de los niños y por conocer las escuelas y los pueblos en donde viven.
Son las 5 de la mañana y la radio suena a todo volumen?? Que música mas extraña??
A la media hora, despierto ya, me doy cuenta de que desde la mezquita llaman a los fieles para la primera oración de la mañana!

Empezamos el viaje hacia el pueblo a las 10 de la mañana. Una hora de viaje por el desierto, y en el horizonte solo vemos árboles baobab.
De cuando en cuando nos topamos con alguna carreta tirada por un asno o un caballo que nos deja pasar nada más sentir el motor del coche.

Los pueblos por los que pasamos son realmente pequeños, con casetas de paja y alguna que otra casa de ladrillo, pero nada más.
En cada pueblo hay una escuela coránica, en las que los niños estudian religión y aprenden a leer y a escribir árabe.
La gran mayoría vive en las escuelas. El marabù se ocupa de su alimentación gracias a las donaciones de la gente de la comunidad y a lo que los niños consiguen mendigando por las calles o trabajando en los campos de los agricultores de la región.
Niños, niños y más niños. Hay niños por todas partes. Niños de todas las edades!

Cada escuela tiene unos 80/100 alumnos, de entre 3 y 16 años, que malviven en condiciones extremas como el resto del pueblo.

En tres días visitamos 8 escuelas, unos mil niños que buscan su talla entre la ropa que traemos, todos con una gran sonrisa en la boca; miles de niños felices por el día de fiesta que les dedicamos; felices por hacerse una foto.

Hay millones y millones de niños en África. Niños que cuando nos ven pasar con el coche nos reciben corriendo y saltando por el simple hecho de llevar un balón a la vista entre el equipaje.

Que hacer en una situación como esta? Paramos, intentamos abrir una puerta para bajar a coger el balón y lanzarlo lo más lejos posible. Gritos por todas partes, niños que salen de todas las esquinas ... y en menos de un minuto tenemos 50 cabecitas chillonas jugando un partido de fútbol.


Descalzos contra calzados, pequeños contra grandes, todos contra todos. Con movimientos de profesionales corren tras el nuevo balón; son jugadores natos, ágiles y veloces.

Pero el trabajo de los Correos no es sólo el de transportar y entregar material, sino también y sobretodo crear una red de información y contactos útiles para ayudar a los veleros que quieran colaborar con nosotros en el futuro. Nosotros conseguimos el contacto de Iside a través de asociaciones benéficas en Italia.

Iside trabaja desde hace varios años en proyectos de colaboración internacional y conoce bien los proyectos en desarrollo con los que colaborar.

Vela Bianca, el velero de Mathias y Doreen llega dentro de unas semanas y trae ropa de bebé y de niños para un orfanato-guardería que está empezando a funcionar en Ziguinchor, en la región de Casamance, al sur de Senegal.

El próximo objetivo ya está en marcha: conseguir y transportar ordenadores para cursos de formación gratuitos organizados por una asociación senegalesa que se dedica desde hace años a la formación y a las artes.

Otro desafío para los Correos de Senegal: conseguir fondos para comprar ordenadores directamente a una fábrica de ordenadores de Dakar (desarrollo sostenible)

Andrea Marini

 

Salvador de Bahia – 5 de abril del 2006 (Davide)

Cerramos otro capítulo: una feliz travesía atlántica, que concluye con un aguacero que nos avisa de la llegada de la época de lluvias tropicales.

El carnaval acaba de terminar. La gente de por aquí no pierde las ganas de divertirse a pesar de los problemas. Así es Bahía.

Bahía, provincia de Brásil, destino turístico mundialmente conocido, cuna de la samba y de la capoheira, rascacielos junto a favelas. Lujosos coches circulando entre viandantes sin hogar: no tienen nada y están acostumbrados a sobrevivir gracias a las limosnas. Niños que duermen en la calle, víctimas de los traficantes de crack... Una verdadera plaga

 

    

Salvador de Bahia (Davide y Andrea - Ednaldo Sà)

 

Eleonora acaba de pasar 17 días conmigo en el barco y ahora estoy anclado delante de el Mercado Modelo.
El Naso Blu de Andrea está cerca del fuerte Sáo Marcelo, llegó un día antes que el Gindungo. Otra vez vecinos... como en Las Palmas… y listos para empezar a trabajar en algo importante.

Davide y Andrea… caminamos por las calles y hablamos con la gente del lugar. La gente nos cree hermanos, quien sabe, a lo mejor lo somos... de corazón sin duda.

Volvemos al trabajo.
Tenemos muchos contactos, asociaciones locales y voluntarios de todas nacionalidades. Hay muchas ganas trabajar...


Davide Freschi

 

     

Salvador de Bahia (Davide y Andrea - Ednaldo Sà)

 

Salvador de Bahia – 3 abrile del 2006, 10.00 horas.
El centro histórico, Pelourinho parece Babilonia
(Andrea)

Acabo de llegar y atraco en el Centro Nautico de Bahia.
Después de 20 días de navegación llego a Brasil y he tenido mucho tiempo para pensar en el trabajo realizado en África para los Correos de la Mar, en lo que he visto y hecho en esta primera visita.

El Gindungo está a punto de llegar. Mañana, cuando llegue Davide, descansaremos un poco y hablaremos de nuestras experiencias en África y en Cabo Verde. Luego empezaremos a trabajar para los Correos de la Mar.

Descansamos dos semanas y navegamos por la bahía Todo o’ Santos y el río Paraguaçu con los amigos que me acompañaron en la travesía desde Senegal.

Lugares tranquilos, naturaleza en estado puro y pueblos de pescadores donde encontramos a un pueblo siempre sonriente y muy hospitalario.
Las dos semanas de descanso se acaban rápido y nos vamos a la capital, Salvador, una gran ciudad en la que la diferencia entre las zonas ricas y pobres salta a la vista. Aquí los grandes rascacielos se mezclan entre escombros, chatarra y favelas.

Bahía cuenta con la mayor comunidad "negra" del mundo fuera del continente africano: todos descendientes de esclavos. El primer lugar que visitamos es Pelo (Pelourinho) el centro de la ciudad, completamente abandonado y vacío hasta hace pocos años.

Este centro histórico ha sido declarado patrimonio universal por la Unesco debido a su gran interés arquitectónico, lo que favorece al desarrollo de la zona, convirtiéndola en un nuevo centro de interés turístico y creando nuevos puestos de trabajo, sin eliminar, desgraciadamente, la pobreza y la discriminación.

Muchos habitantes de Pelo, o mejor dicho, de las calles de Pelo, lo llaman “BABILONIA”. Nos preguntamos porqué?”.

Hay una gran presencia policial en la zona, la policía intenta garantizar la seguridad de los muchos turistas, intentado evitar que se adentren en las zonas peligrosas, en la zona llamada “CRACKOLANDIA”.

Si, crackolandia, el país del crack: la favela que encontramos justo detrás de las fachadas recién restauradas. Parece imposible, pero así es. A la vuelta de la esquina, justo detrás de los monumentos históricos, está la favela, dura y peligrosa, donde a tres pasos de la policía, y a plena luz del día, vemos niños fumando crack y corremos el riesgo de ser asaltados.

Los niños de la calle también pasean por el centro histórico, donde los turistas disfrutan tranquilamente de los espléndidos edificios del siglo XVIII, pero ellos, los niños la hacen pidiendo limosna, vendiendo algún que otro collar típico y recogiendo latas de la basura.

Los mayores se te acercan con la excusa de regalarte una “fita”, cinta de colores símbolo de Salvador, y comienzan a hablarte de sus problemas: hambre, SIDA y niños. De esta forma te piden dinero para gastar en drogas.

Por la noche ya no hay tanta gente por la calle: los turistas tienen miedo de ser asaltados o están en los restaurantes. A las dos de la mañana aún vemos algún niño de entre 7 y 8 años, merodeando por algún restaurante a la espera del momento en que los turistas pagan la cuenta para acercarse a mendigar

La noche es la hora de los “lobos”: hombres bien vestidos, cargados de cadenas y anillos de oro, que se te acercan tranquilamente, hablándote incluso en tu idioma, y te ofrecen todo tipo de drogas. “Desgraciadamente tienen más trabajo gracias al turismo.”

Pero no venden sólo a turistas, que pagan el precio europeo, sino también a los niños. Una verdadera infamia: les venden una droga que casi no cuesta nada, pero que les destruye rápidamente.

Por la noche también aparecen la bellas señoritas, guapas, jóvenes, simpáticas, moviendo sus caderas a ritmo de samba de forma vertiginosa.
Es fácil distinguirlas y comprender que están “trabajando”, o que por lo menos no desaprovechan la oportunidad de volver a casa con algo de dinero o simplemente pasan la noche comiendo y bebiendo gratis. A muchas se las ve sentadas a la mesa de hombres mucho más viejos que ellas. BABILONIA!

La primera persona que me habló de Babilonia fue Ednaldo Sà.

Fue la primera persona que conocí aquí. Giovanni y yo estábamos disfrutando de la belleza de la plaza de Largo do Pelourinho, cuando Ednaldo se sentó junto a nosotros y nos contó la historia de la plaza: aquí traían a los esclavos para ser castigados en público. Muchos no sobrevivían.

Men ese momento se nos acerco un niño pidiendo limosna para comer y Ednaldo nos explica que en vez de darles dinero, es mejor comprarles algo de comer y quedarse con ellos para asegurarnos que no cambian la comida por droga!

Fue casualidad que Ednaldo se sentara junto a nosotros a tocar el tambor? Fue casualidad que nos hablara de los proyectos sociales que tenía en mente? Sobre sus proyectos con niños y su trabajo como músico? Música con la que quiere enviar mensajes a la sociedad.

De este primer encuentro en Brasil nace un buen contacto y un proyecto para los Correos de la Mar: colaborar en la creación de una escuela cultural para los niños del barrio Marechal Rondom, en la zona norte de Salvador.

Davide y yo vamos a conocer la zona, una zona que no tiene nada que ver con lo que solemos conocer como turistas.

Marechal Rondom es un barrio popular rodeado de favelas, en el que vive mucha gente pobre con salarios que no superan los 350 Reales (unos 150 €).

Sà nos explica que aunque el problema de las drogas no es muy grande en el barrio, los niños corren un gran riesgo de perderse en la indigencia.

Un mes después de nuestro encuentro, Sá consigue varios locales para la escuela. Davide y yo hablamos con gente de los Correos de la Mar y conseguimos un grupo de voluntarios para poner en marcha escuela.

En junio empizan las primeras clases de capoheira, música, artesania, canto, inglés…


Otro sueño que toma forma...

Tenemos otro proyecto: Sà vive con su familia en la Rocina, una zona con mucha vegetación tropical, en el centro de Salvador, en el centro de Pelourinho.

La Rocina es una pequeña favela en pleno centro de Babilonia y escondite de muchos traficantes de droga. La policía cierra continuamente la única entrada a la favela, registrando a las 40 familias que viven en la zona (niños y embarazadas incluidos) cada vez que entran y salen de sus casas.

La idea es crear una emisora de radio que se convierta en la voz de este pequeño pueblo. Una radio con proyección social y cultural. Una radio que informe y conciencie a la gente sobre temas sociales, como lo fácil que es quedarse embarazada a los 13 años, y el hambre y la penuria que pasarán esos bebés ....
 

Andrea Marini


Salvador de Bahia – 14 de mayo del 2006 (Davide)

Andrea y yo estamos fondeados a bordo del Gindungo, con el Mercato Modelo reflejado en el mar y justo debajo del Elevador, un ascensor que te lleva a Pelourinho, el centro histórico de la ciudad …

Son casi las 14:00h.y hemos quedado con Sá en la entrada de la Rocina… la temporada de lluvias empezó y ya hemos retrasado la cita varias horas.

La Rocina es el pulmón de la ciudad, verde, muy verde. Una parte de Pelourinho, dónde pequeños y grandes nos esperan con una sonrisa en la boca: saben que hoy viene alguien a verlos que se preocupa por ellos. No hace sol, pero sus sonrisas iluminan nuestro día.

Nos reunimos entre plataneras, mangos y papayos: Gentes de culturas diferentes, unidas, expectantes y felices por este encuentro.
Repartimos algo de ropa y algunos llaveros, nos sacamos fotos e intercambiamos sonrisas... una buena tarde de domingo.

Más tarde conocemos a Rhama Kaipoo en casa de . Un encuentro interesante.

Rhama, indio de Porto Seguro, nos habla de su historia y de la particular relación de los indios con la naturaleza, mientras tomamos un té hecho con 18 hierbas diferentes que él mismo ha preparado. Es energético y tiene muchas propiedades curativas, nos dice.

Seguimos hablando de los proyectos sociales con Sà : de la escuela para los niños de Marechal Rondom; de la emisora de radio de la Rocina, la voz del pueblo. Hablamos de la fuerza de la información y de técnicas de comunicación.

Suerte Sà! Los Correos del Mar están contigo.

Pronto seremos muchos Correos navegando vientos solidarios.

El viento nos hará atravesar mares y océanos, nuestros pequeños barcos unirán culturas. Pequeños medios de transporte con un gran corazón.

Los Correos de La Mar están en marcha y quieren crecer!

Davide Freschi

TOP

 

info@correosdelamar.com

 

 

languages | home | correos y embarcaciones | la idea y la historia  | asociación | proyectos

como ayudar | diario de a bordo | news | prensa | artículos de prensa | links | download | contactos

 


info@correosdelamar.com
 

www.computingsystem.it

www.antarctica-project.com